El éxito de la estancia en la Granja se debe en gran parte al formidable equipo humano que forman nuestros empleados.

Nuestro personal especializado cuenta con gran experiencia en sus funciones. 


LOS MONITORES

Todos nuestros monitores disponen del Título oficial. 

Contamos con maestros, expertos en escalada, técnicos forestales y trabajadores sociales.

Los grupos de unos 15-18 niños, están en todo momento supervisados por un monitor. Las diferentes actividades se realizan por el especialista de la materia.


LA COCINA

La comida se cocina siempre en La Granja por nuestras cocineras. Como el resto del personal llevan con nosotros desde hace muchos años.

Tratamos de ofrecer una cocina casera de calidad. Nuestro secreto se basa en buenas materias primas, tiempo suficiente y el buen hacer de nuestras cocineras.

El menú normal empieza con el desayuno con leche y cacao, pan, mantequilla, mermelada y bollería. Para los adultos siempre y a cualquier hora hay café en la Granja.

A media mañana tienen un descanso entre las actividades para tomar un zumo o una pieza de fruta (de vez en cuando un bollo) para reponer energías hasta la hora de comer.

Por la tarde también se hace un descanso entre las actividades para tomar la merienda que suele ser un bocadillo o una pieza de fruta.

La comida y la cena están muy equilibradas. La cantidad es abundante, se calcula para que siempre sobre (nuestros cerdos lo agradecen mucho), no podemos permitir que los niños se queden con hambre.

Tenemos en cuenta y estamos preparados para las incidencias alimentarias como alergias, celiaquías, intolerancias... etc.